El mortífero engaño de Conus imperialis 🐚☠️

Caracol cono de la especie Conus betulinus
Caracol cono de la especie Conus betulinus. 📷 Pengchao-BGI

🌕 El gusano serpentea por el fondo marino, esquivando piedras y conchas vacías, intranquilo y decidido. Es el momento ❤️ La luna llena brilla sobre la costa y sus congéneres deben estar saliendo de sus escondites. El ímpetu por reproducirse le guía, mientras rastrea las señales químicas en el agua con sus órganos sensoriales. ¡Y ahí están las moléculas que activan la liberación de esperma al agua! Así que nada dando vueltas, ajeno a que allí no hay nadie de su especie. Ajeno a que unas toxinas recorren su cuerpo, mientras es arrastrado a un oscuro final ☠️

🌏 Nuestro desafortunado protagonista ha sido víctima de un engaño perpetrado por un caracol cono. Concretamente de la especie Conus imperialis. Dichos moluscos son depredadores marinos pero, debido a su lento movimiento y la ausencia de colmillos afilados, han desarrollado una increíble gama de venenos conocidos como conotoxinas. La presa que tenga la mala fortuna de rondar cerca de ellos, recibirá el impacto de un mortífero arpón. Realmente esta pequeña arma es una rádula, el equivalente a los dientes de algunos moluscos, que la evolución ha modificado para inyectar veneno 😮

🧪 Sin embargo, recientemente se ha descubierto que especies como Conus imperialis cuentan con otro as en la manga. Estos caracoles basan su dieta en gusanos a los que pueden atraer gracias a un refinado mimetismo químico. Las víctimas son engañadas al liberar en el agua dos moléculas que simulan ser sus irresistibles feromonas. Así que, mientras los gusanos se encuentran en un frenesí reproductivo, el caracol se acerca lentamente 😧

🐟 Otras especies, como C. geographus y C. tulipa, incluso se han especializado en capturar pequeños peces. En 2015 se descubrió que, conforme se aproximan a sus presas, son capaces de liberar al agua un cóctel compuesto por un tipo de insulina y neurotoxinas. Como resultado, los peces quedan aletargados por la hipoglucemia y privados de sus sentidos, sin poder hacer nada cuando son engullidos por la extensible boca del caracol 🐚🐚🐚 

Puedes leer más sobre esta noticia aquí 👉 Study of venom in imperial cone snails suggests they use fake pheromones to entice prey

Si te gusta el trabajo que realizo, puedes invitarme a un café ☕️ Así tendré más energía para rastrear otras historias y escribir sobre ellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .