Elysia marginata, la babosa que se autodecapita

Además de hacer la fotosíntesis, Elysia marginata puede autodecapitarse.
Además de hacer la fotosíntesis, Elysia marginata puede autodecapitarse
📷 Sayaka Mitoh

🍃🍃🍃 Las babosas del género Elysia son famosas por su capacidad para hacer la fotosíntesis. Esta increíble adaptación es posible gracias a que, tras dar cuenta de una rica ensalada marina 🥗, incorporan a sus propios tejidos los cloroplastos de las algas. Un fenómeno que se conoce como cleptoplastia. Pero una de estas pequeñas nos tenía preparado otro truco aún más sorprendente. Os presento a Elysia marginata, la babosa que se autodecapita 🤯

🌏 Como si fuera parte del reparto de una película de terror, la cabeza de Elysia marginata puede abandonar su cuerpo en un proceso denominado autotomía. Un truco similar al que realizan las lagartijas para desprenderse de sus colas. Tras separarse, la cabeza se mueve de forma autónoma llegando a sobrevivir durante varios días 😮

🤨 ¿Cómo es capaz de arrastrarse por el lecho marino siendo una simple cabeza? Se cree que aquí tendrían un papel especial los cloroplastos que se agenció anteriormente. Con ellos conseguiría la suficiente energía para sobrevivir, curar la herida del “cuello” y realizar el truco final: sus células se lanzan a una carrera de división y crecimiento para proveerle de un nuevo cuerpo. En efecto, tras autodecapitarse, Elysia marginata puede regenerar un cuerpo completo, con su corazón y todos los órganos que necesita para tener una vida de babosa plena 💚

🤔 El motivo de esta dantesca adaptación aún es desconocido. Sus descubridores especulan que les ayudaría a eliminar, de forma drástica, los parásitos internos que tienen el efecto de inhibir la reproducción. Entonces, podemos imaginar a una de estas pequeñas babosas sintiendo que está terriblemente infectada y decidiendo, literalmente, cortar por lo sano 🪓

Puedes leer más sobre esta noticia aquí 👉 These sea slugs sever their own heads and regenerate brand-new bodies

Si te gusta el trabajo que realizo, puedes invitarme a un café ☕️ Así tendré más energía para rastrear otras historias y escribir sobre ellas.

3 comentarios

  1. Un hecho increíble que parece capaz de modificar conocimientos muy sólidos sobre biología y fisiología. Es de esperar que el descubrimiento abra nuevas y prometedoras vías de investigación. Enhorabuena por la entrada!

    Me gusta

Responder a concha_ea Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .