La comida basura afecta a los pinzones de Darwin

Los pinzones que viven en zonas urbanas basan su alimentación en alimentos humanos como las palomitas de maíz. Crédito: Sarah Knutie

Los pinzones que viven en zonas urbanas basan su alimentación en alimentos humanos como las palomitas de maíz. Crédito: Sarah Knutie

Para aquellas especies que consiguen sobrevivir en las ciudades, se abre un abanico de posibilidades y recursos que explotar. Seguro que en más de una ocasión has visto algún gorrión 🍞 🐦 lanzándose a por un trozo de pan abandonado en la acera. O si estás en las Islas Galápagos podrías ver a un pinzón de Darwin disfrutando de unas palomitas de maíz 🌽 Pero esta alimentación que les ayuda a sobrevivir en las ciudades, está provocando diferencias entre las poblaciones urbanas y las que viven en zonas naturales o rurales. Y estos cambios podrían tener efectos negativos.

La bióloga Sarah Knutie, junto con su equipo de investigación de la Universidad de Connecticut, ha estudiado las diferencias entre las poblaciones de dos especies de pinzones, Geospiza fuliginosa y G. fortis. Los resultados mostraron que los pinzones de las zonas urbanas 🏡 son más grandes y tienen mayor masa corporal que sus parientes rurales 🌳🌳 En algunos casos llegaban a ser hasta un 13 % más pesados cuando vivían junto a los humanos. Pero el resultado más llamativo del estudio es que, al alimentarse con comida basura, la microbiota intestinal de los pinzones está cambiando. Para llegar a esta conclusión, los investigadores estudiaron las heces 💩 de pinzones hembras en áreas urbanas y rurales.

Knutie cree que el cambio en la microbiota podría ser una mala noticia para los pinzones. En 1997 se descubrió en las Islas Galápagos la presencia de Philornis downsi, una especie de mosca parásita que amenaza con extinguir algunas poblaciones de pinzones 😥 Este insecto pone sus huevos en los nidos de las aves y sus larvas emergen por la noche para alimentarse con la sangre y carne de los polluelos 🐣‼️ Ante esta amenaza, los pinzones necesitan un sistema inmunitario fuerte, que a su vez está influenciado por la microbiota intestinal. De esta forma, aunque crezcan en tamaño, al alimentarse de comida basura 🍟 los pinzones podrían estar volviéndose más vulnerables a enfermedades y parásitos.

 

Más información:

Human activity can influence the gut microbiota of Darwin’s finches in the Galapagos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.